Las habitaciones de La Quinta poseen el encanto de las habitaciones de las antiguas viviendas de Tilcara, en donde el espacio se regulaba de acuerdo a la optimizacion de la calefaccion que en sus origenes era unicamente la provista por la radiacion solar a traves de sus paredes y techos de adobe que hoy existen en la paceƱa.